lunes, febrero 25

Sin lugar para los débiles


En medio de un paisaje desértico, Llewelyn Moss (Josh Brolin) encuentra la escena de un ajuste de cuentas narco style. Camionetas baleadas y cadáveres ensangrentados parece ser lo único q hay por ahí, hasta q se topa con un tipo moribundo q le pide agua. Sin poder complacer el último deseo de ese sujeto, sigue caminando hasta encontrar a otro tipo muerto con un portafolio a su lado, repleto de dinero. Lo lleva a su casa, son 2 millones de dólares. Sabe q no dejarán de buscarlo, pero aún así su muy inoportuna conciencia lo levanta a media noche para darle el último trago de agua a aquel hombre.

El débil corazón de Llewelyn crea el punto de partida del caos, a partir del cual lo único seguro es su muerte. En su simplicidad no imagina q cada huella q deja, por mínima q esta sea, lo hace rastreable, nada más y nada menos q por un asesino 'más malo q la peste bubónica', Anton Chigurh ... 'sugar'. El lado decepcionado de la ley es interpretado por el veterano policía Ed Tom Bell (Tomy Lee Jones), y su aprendiz Wendel (Garret Dillahunt). Vaya pareja, uno lleno de hastío por la 'naturaleza' del sistema (se van a reír mucho con la justificación de 'murieron por causas naturales') y otro tan pendejín q llega a ser gracioso.

Definitivamente Javier Bardem se lleva la peli, su papel está genial y será de esos asesinos de antología tales como Lecter (por metódico) y Mickey Knox (por aquello de tener un look peculiar); sí, ya sé q Natural Born Killers no es una de las consagradas, pero vamos , ¿Quién puede olvidar a Woody Harrelson con esa caracterización?.

Hacía tiempo q no veía una actuación así, tan metida en la piel del asesino... durante la función decíamos q Anton era como un TERMINATOR MACHO, se cura solo, se saca balas, no se queja y aparte todo lo hace con tanta cautela y sangre fría q espanta. Un tipo q no escoge a sus víctimas, pq para él matar es como darle un empujón a las personas para decirles q se quiten, y luego está su arma, nunca un mata vacas (así bautizamos a su letal arma) lució más amenazador...

Altamente recomendable, véanla.

P.S. La entrega del oscar, como siempre, tuvo línea. Al menos esa línea fue menos patética q aquel año en q Crash fue mejor película.

Mi decepción de la noche fue q no ganara Cate Blanchet por su papel en I'm not there...

3 comentarios:

gainax vol.2 dijo...

la vi otra vez (no tengo nada que hacer verdad =P) y el final es como, creo que lo entendi, al final el alguacil Lee Jones, en su persecucion y busqueda del personaje de brolin, encuentra respuestas a lo que esta pasando, a una realidad que no ha cambiado en el fondo solo en la forma, se encuentra con dos sujetos, uno que le dice que los tiempos han cambiado que las drogas y el dinero dominan, el otro que todo sigue igual, solo que no se recuerda...

al final parece aceptar que no podra cambiar nada, que por mas que persiga la justicia y la paz, esta no existira jamas, y acepta que esta cerca de sus ultimos dias...

aunque hay algo que no entiendo, cuenta que tuvo 2 sueños y segun yo solo platica uno...

mejor leo el libro =D

samy dijo...

la veré.. aquí ta ni llega.. pero a ver donde la consigo o si no pues a esperar =(.

yo quería que juno se llevara más =(.
pero el que se llevó diablo cody se lo tenía bien merecido =).

sofia martínez dijo...

Es grandiosa lo único malo que le veo es que tiene un inicio flojo pero poco a poco te va atrapando. En lo personal creo que los hermanos Coen han logrado una adaptación muy fiel, sin embargo con esta película hay una paradoja en su construcción, en esa relación entre forma y fondo lo que provoca que parezca una cinta aparente muy simple por su trama, que pareciera que no dice nada e incluso que su historia es poco confusa pero no es así pues se convierte en una obra cumbre que maneja el lenguaje cinematográfico a la perfección. Además el elenco está de lujo, Tommy Lee Jones, Javier Bardem y Kelly Macdonald quien fue merecedora del premio de sindicato de actores por su gran desepemeño en este film.