miércoles, enero 30

Porque quiero y punto.


He tenido esta charla en múltiples ocasiones, pero ayer también fue una de ellas. Una de mis amigas me platicaba sobre cuál, según ella, era la cita adecuada para acostarse con un tipo.

Entre alaridos internos, la charla transcurrió así: 'En la primera cita nunca jamás me acostaría con un hombre, nunca, eso está mal, parecería fácil. En la segunda tampoco, q se esfuerce un poco más. En la tercera tampoco pq va a pensar q con todos me acuesto... aunque a fin de cuentas sí lo hago pq si no, va a pensar q estoy jugando' Total q, según ella, cede sus encantos después de la 4 o 5 cita.

Cuando me preguntó mi opinión, le dije q si quería me acostaba con un tipo a la primera, dependía totalmente de lo que yo quisiera.

Entonces me dijo, ¿Pero no crees q así le vas a dar gusto muy pronto, le das lo q quiere, haces q no se esfuerce?

Le contesté q pensaba demasiado en q querían ellos y muy poco en lo q quería ella. Si yo me acuesto con un hombre a la primera es pq quiero y nada más, pq me da la gana, pero sobre todo pq me gustó el tipo, de entrada, para un rato. Lo demás, si de da, será con el tiempo.

No sucede lo mismo con todos, hay veces q han pasado meses y nomás no, en cambio hay otros q me atraen, me simpatizan casi tóxicamente... con esos sí me acuesto a la primera (dirán q todos son así al principio pero la neta hay quien aún teniendo intenciones de caer bien y/o impresionar, simplemente me caga)

Les explico: De repente conozco a alguien, hay mutua atracción y comienza la plática y el coqueteo... sin darme cuenta pasan las horas. Si me late, adelante, pero a la primera cosa q no me gusta me voy.

Como ya les he dicho, no colecciono trofeos, así q no me gustan los one night stand (aunque siempre hay excepciones), en esas ocasiones sí he dicho 'de esta agua no he de beber...'

Pero en fin, les contaba q en esas veces, por supuesto q me fijo en la apariencia, en la limpieza, pero hay algo q aunque la limpieza sea profunda, si no me gusta, no me apuedo acercar: El aroma, el olor natural de la persona.

Luego están los gustos en cosas francamente superficiales, pero q definen la duración de la plática: Cine y música. No es difícil darse cuenta si estás platicando con un pendejo o con un tipo demasiado pagado de sí mismo, por eso tampoco acepto asnos ni divos. Donjuanes tampoco, frases como 'preciosa' y 'nena' no funcionan conmigo.

¿Ven? No es tán fácil encontrarse con alguien para acostarse a la primera.

Así me pasó la última vez q encontré a alguien así. Aquel día no iba con intenciones de nada, sólo ver a mis amigos y divertirme un buen rato, no salir de ahí muy tarde pq al otro día tenía cosas q hacer temprano.

Llegué al lugar y vi a los tipos de costumbre. Había alguien nuevo, 'no está mal' pensé, pero como tenía un rato q no platicaba con los otros pues ni en cuenta del tipo. Después de un rato se me acercó y empezamos a platicar. No sólo no está mal, sino q era como los q me gustan... (entre otras cosas me encanta el cabello rizado al estilo Bunbury, Calamaro, Vedder). Estaba bien limpio, su olor me gustó. Simpática la plática... Aquella noche terminamos en su casa, yo llegué 2 horas tarde la mañana siguiente a mi compromiso, dormí muy poco, pero acabé tan sonriente. Salimos durante los siguientes 3 meses...

2 comentarios:

Defeña salerosa dijo...

A mi me supercaga tener que estar pensado "pero si hago esto el va a pensar que..."
ó la clásica, "si me acuesto con él a la primera, va a perder el interés y no me vuelve a llamar y..."
Por eso los cabrones se portan como se portan, por que no pensamos NOSOTRAS, en lo que queremos, sino en lo que ellos "van a pensar"...

Carlos Alberto dijo...

No seré muy cabrón, pero sé lo que quiero, tal vez por eso, como dice aquí la cuatacha AnA, el problema es ese: No saber que es lo que uno quiere.

Hasta eso si he usado las palabras "nena" o una un poco más ñera "reinalda", jaja. Pero por lo que me he dado cuenta hay alguna táctica para cada persona. En lo personal no soy de esos que analizan la situación y encuentro la estrategia más adecuada, más bien me gusta ser espontáneo. Pero esto lo sé simeplente porque conozco a muchas personas de esas.

Así que esperen lo inesperado (parece lección de artes marciales, pero no se me ocurrió otra cosa) porque a veces "para un cabrón hay un cabrón y medio".

Por último, creo que hay mucha información personal de APR, no será usada en su contra porsupuesto, pero igual se pueden lograr muchas cosas haciendo alusiones.