martes, enero 22

¿Por qué las mujeres aman (o deberían amar) a los cabrones?



Debería existir Así q por eso se me ocurrió q exista un libro donde se describa a un hombre cabrón, léase seguro de sí mismo, como la mejor opción.

Siguiendo las mismas reglas, el mejor partido no sería el hombre más rico, más arrastrado, más dulce, más guapo, más sexual, ni más servicial; sino el que ofrezca un mayor desafío mental, bien administrado y racional (no en el sentido pulcrísimo y correctísimo, sino una mente libre de pendejadas y ácidos grasos trans).

Por cierto, cuando digo hombres cabrones no me refiero a los que son unos verdaderos hijos de la chingada, ¡eh!, seguro q saben de cuáles les hablo y si no, ahí les va un ejemplo:


En el tema del engaño o dobleteo:
- Un hombre cabrón te dice: No puedo seguir contigo, conocí a alguien más (o sea, conoció a alguien con quien se siente muy bien, la prefiere a ella, pero te lo dice antes de iniciar un segundo frente, así que aunque la noticia te pega, se le agradece la honestidad).
- Un hombre dulce: No te lo dice, no tiene suficientes para decirlo de frente, pero la otra también le gusta. Probablemente te enteres 6 meses después de que haya inciado algo con ella.
- Un hijo de la chingada: La pasea frente a tí y si no te molesta, sigue con las 2 ... ó 3 o más.


Me parece q el peorcito es el hombre dulce, lindo, detallista y enamorado q se gana tu corazón ... y luego sale con su domingo 7... sé que no siempre pasa, pero sé también que ambos, hombres y mujeres, los pertenecientes a la especie dulce-la vida-es-casi-rosa, son sujetos de cuidado, porque cuando se les escurre el diablo, sale añejado.

El hijo de la chingada es mejor que el dulce porque desde el momento en que lo conoces sabes de lo que está hecho y  no tendrá reparos en hacerte notar lo evil que es. 


A los hijos de la chingada está bueno IDENTIFICARLOS, conocerlos, e irse a la primera de cambios, porque de lo contrario sólo le suben de tono a sus jaladas, así que es mejor escapar antes de convertirse en alimento de su ego.


Les doy un par de ejemplos más, pa' que se rían:

1. Si eres tú la q hace una chingadera:

- El hijo de la chingada te la regresa por 3.
- El cabrón te saca de su vida.
- El dulce es muy probable q te perdone y siga conquistándote... tiempo después (cuando tenga valor para hacerlo) te reclamará y entonces sí, te la hará de jamón.


2. Supongamos q un día conoces a un hombre, se atraen e intercambian teléfonos, cuando te llama:


- El cabrón te dice su nombre y habla seguro de q lo recuerdas.
- El hijo de la chingada dice algo como: 'Hola nena preciosa'... (como vil Johnny Bravo)
- El dulce te dice: 'Hola, soy X, tal vez no te acuerdes de mí, pero yo sí de tí, si sabes quién habla?'

No sé ustedes pero yo prefiero a los cabrones, es más fácil razonar con ellos y llevar la fiesta en paz, no extienden por encima de tí sus rollos mentales, ni se sienten la estrella de la pista.

Ah! y olvidaba mencionarles la muy común cruza entre el hombre dulce y el hijo de la chingada, esos sí q traen un mal rollo, son los típicos extrovertidos q actúan como todos unos galanes pero cuando hablan parecen estar 'en contacto con sus sentimientos' y dicen cosas 'hermosas' ... tanto q se nota lo falso, pero bueno, de esos ya hablaremos en otro post.

Así q díganme, ahora ¿A cuál prefieren?... ¿O con cuál se identifican?

8 comentarios:

Luis Ricardo dijo...

Creo que "el dulce" es un mentiroso, y no sé por qué se llama dulce y no mentiroso.

Ana Paula dijo...

Mmm... pq así me han tocado los hombres de trato dulce, mentirosos...

Leliel dijo...

creo que soy una mezcla entre el dulce y el cabrón... por que? por que no me late llegar a las imposiciones y procuro tomar en cuenta ciertos detalles RAZONABLES Sin embargo si algo me molesta a la primera y sin dudarlo a la chingada con todo. A veces las desiciones determinantes son mas practicas, no siempre faciles pero mas practicas SI.

A esto le llamo un comentario tardío :P

Ana Paula dijo...

Dulce y cabrón? Interesante combinación...

mario dijo...

creo que el dulce es mas bien un idiota

teoria dijo...

jajaja mejor me quedo soltera... en cuanto al que es "dulce" se´puede ver como alguien hipócrita =S

Jorge Alberto dijo...

Eso de que deberia existir un libro asi, pues... Afortunadamente ya existe! :D Lo compre hace unos dias y me ha servido increiblemente, aun cuando acabo de leerlo... Me ayudo a comprender lo que ellas buscan en los hombres, inclusive ayer bese a una chica que jamas hubiera podido besar de no haber sido por el libro :D

Te dejo el link por si te interesa...
http://clavesdelaseduccion.com

Saludos.

Edwin Yanes dijo...

Sin duda el libro que menciona Jorge, es una maravilla, para conocer al sublime ser, llamado mujer.