martes, julio 22

Ese día no me doy cuerda/ Laundry day


Estaba leyendo este post y me acordé de aquellos domingos en que me dedicaba a arreglarme inside/outside. Sin importar si tenía o no compañía, esos días solían estar reservados.



Al despertarme no me salía de inmediato de la cama, sino que me quedaba disfrutando de una rica modorra, luego prendía la TV. Después me levantaba con toda la calma posible, me preparaba un café y salía por el periódico (era el único día que revisaba la versión impresa).

Cuando vivía con mi hermana, a veces me convencía de echar la hueva gran parte de día viendo series cómicas y a veces yo la convencía de salir a dar el tour a los museos y luego a la cineteca. Cuando mi hermana no estaba, me metía un buen rato en la biblioteca México o la Central, buscando que el azar me hablara mediante el libro que escogiera. Regresaba a mi casa y me quedaba con ella, mientras nos reíamos de todos los detalles del día.

Cuando empecé a vivir sola ya no tenía caso ver las series cómicas sin tener a alguien al lado a quien darle un codazo por algún gag, así que me levantaba a correr y luego me largaba a caminar por la cuidad, seguido de mis dosis de cine.

Tiempo después ya tenía todos los días de la semana ocupados, altamente revueltos, con mil asuntos pendientes por resolver y sin un solo día libre, derecho a la chingada.

Leer estos zenhabits fue una muy afortunada coincidencia con lo que ando buscando. Lavar la ropa el mismo día que los pensamientos me parece muuuy buena opción. Creo que voy a dejar las aceleraciones de absolutamente todos los domingos para darme un respiro al menos cada 15 días. Sería buena idea que los domingos no me diera cuerda (como ocurre en el libro Tokio blues de Haruki Murakami). Turn off my mind.



Es necesario tener de vuelta esos días solitarios.

Ya lo estoy disfrutando.

5 comentarios:

men dijo...

Exquisito,sé a lo que te refieres.

men dijo...

lavar la ropa el mismo dia que los pensamientos,genial.

Leliel dijo...

Llevo días en casa de vacaciones totales, sin familia dando guerra, un montón de series y películas sin ver en el estante, como 60 gigas de musica en la compu, un montón de libros cerrados, hasta el amor en turno se fue... ah! y un monton de aburrimiento mental.

Me cae que si me consigo un guru en este momento llego al mismisimo nirvana y sin chistar.

P.D. hasta la pinche ropa lave el sabado pasado :P

[.Tr1cky.] dijo...

Yo siempre que quiero reflexionar o pensar algo o simplemente quiero relajarme mas agusto me meto bañar.
Ahh me acuerdo que antes los domingos bajaba peliculas de ares o youtube y las veia en la compu, aunque no es muy chido verlas en una lap era divertido, no se por que perdi esa costumbre :/

Ana Paula dijo...

Men: Gracias. Lavemos a mano ;-)

Leliel: Yo que tú me iba a vagar sin rumbo, Saludos!

Tricky: Sí, algún encanto debe tener ver las pelis en una lap, recuerdo haber visto así los soñadores y donnie darko y las recuerdo muy bien. Q días aquellos... tampoco lo hago ya.