miércoles, julio 9

A chingar a su madre


"Expresión que decimos a quien ya nos ha colmado la paciencia para que, finalmente, nos deje en paz; o cuando deseamos deshacernos de una persona con prontitud. También se utiliza cuando instruimos a nuestros conocidos para que hagan lo propio: <¡¿Qué esperas para mandarlo a chingar a su madre?!> Por su dureza, sólo se emplea en tono de broma o cuando la gravedad del caso lo amerita. Para enfatizarlo puede acompañarse con sonoros chasquidos de dedos."


Cortesía del chingonario, de la revista Algarabía del mes de julio.

Y la frase de esta semana fue: A chingar a su madre.

6 comentarios:

Neto Citadino dijo...

uyyyyy, tronando los dedos es la manera más directa de mandar a chingar a su madre a cualquiera.

Duro y al hocico.

Saludos

Leliel dijo...

hijole... no se que decir... espero estes bien y que cada desicion sea para bien.. PARA TU BIEN

Nunca nadie me ha tronado los dedos ni viceversa... sera que procuro ser mas sutil?? ....Como sea funciona mas tu método jejeje lo malo es cuando la gente no entiende, y el mas directo no, se torna inútil

Anónimo dijo...

jaja me rei muchisisimo con tu post !! esta super chistoso ! oye yo tambien tengo un blog igual te late checalo ! es www.elblogprodigymsn.spaces.live.com y me dices que tal ! cuidate ! pao

men dijo...

a chingar a su madre"


me gustó.

Ana Paula dijo...

Neto: Pero yo no le troné los dedos a nadie ;-)

Leliel: Fue mera casualidad que me encontrara con esa frase en un día de furia...

Men: Una definición muy 'propia', muy precisa, por eso me gustó.

Grajeda dijo...

tambien se puede enfatizar agitando el brazo.


creo que los mexicanos las necesitamos en demasía por la idiosincrasia... hasta el más correcto necesita sacar todo con un chinga a su madre (aunque sea quedito quedito...)