martes, abril 14

Clint Eastwood, redoble de tambores


De puro mirar el trailer de El sustituto, podría pensar que se trata de otra peli, tal vez de hueva y lacrimógena, acerca de niños extraviados, intercambiados, muertos. Pero sucede que la dirige Clint Eastwood, entonces valdrá la pena echarle un vistazo.

La historia pinta sencilla: En los años 20's, Christine Collins (una Angelina Jolie que parece gancho con ropa), madre soltera, regresa a casa y no encuentra a su hijo. La policía lo busca y después de meses de 'intensa búsqueda' le entrega a otro niño. Ella está segura de que ese no es su hijo.

A partir de ese momento, la peli pudo irse en pique en manos de otro director, pero el buen Clint la hace despuntar, desnudando muy a su modo la corrupción y podredumbre del sistema de justicia y la ineptitud y estupidez combinada con afanes de respetabilidad que suelen tener los hombres en el poder, así como el gigantesco poder de la iglesia en la voz y persona de un John Malkovich tan disfrutable como siempre (casi todos esos errores eso se arreglaría con la timocracia, decía un iluso amigo).

Si a esa idiotilla respetabilidad le sumamos un tanto de autoritarismo, tenemos al Capitán J.J. Jones (Jeffrey Donovan) personaje que, a mi parecer, se lleva la película (y que hasta antes de verla sólo conocía por los anuncios extraños de burn notice). Donovan nos hace disfrutar incómodamente la soberbia y ceguera de un sujeto que no acepta la falibilidad como parte de su condición humana, capaz de destruir vidas por su reputación. ¿Malo? Absolutamente no, pero sí cegado y vanidoso: humano. He ahí otra virtud de la película, no lo etiqueta como malo, porque de principio a fin, el personaje repite que aquello que hizo era lo más conveniente. Y es que precisamente ninguno de la galería de los malos conocidos, se considera un malo maldito, sino que va de la mano con lo que dice creer.

En el camino, descubrimos la fatalidad tras los niños extraviados. Sigue sin juzgar y simplemente expone el dolor y las contradicciones de la sociedad, la cruedad humana, el frenesí por el papel sellado, por el 'papelito habla'.

Y al final no hay moraleja, sólo la vida continúa, con todo y las fracturas.

De la misma forma que con Río Místico, me quedó un sabor a peyote en la boca (amargo, amarguísimo).

Y así como puede hacer una peli que desnuda al hombre, sin calificativos, también puede hacer una palomera, como deberían ser las palomeras: ligeritas y graciosas, no por ello tontas.

Entonces dirigió Gran Torino, que cuenta la historia de un abuelo grinch cuya esposa acaba de morir y se ha quedado solo en su casa. Lejos de sus hijos, lejos de sus nietos, se muestra como un tipo duro, reacio a toda convivencia, a cualquier sonrisa. Un aguafiestas a quien nadie conoce, a quien nadie se acerca por sus poco amables comentarios. Un anciano con vigor, pero que por anciano ya urge verlo en un asilo, heredando en vida su bellísimo Gran Torino.

Pero ese abuelo (que seguro sería mi favorito) es un hueso duro de roer. Culpable de la lejanía de todos por su dureza, circunstancialmente se ve casi obligado a convivir con sus vecinos y a fuerza de convivencia, un par de adolescentes fincan los pies en esa hasta entonces intransitable tierra de por medio. Así que resulta entretenido ver como se reblandece el ex combatiente en Vietnam y cómo hasta el final, hace de su vida un acto de valor.

Si como Gran Torino fueran las pelis domingueras, seguro las vería más seguido, para reírme con chistes de 'hombres duros'.

Ambas muy recomendables.

7 comentarios:

Invierno Funk dijo...

me gusta lo que leo

http://monkeylighthouse.blogspot.com/2009/03/gran-torino-por-fin.html

arre!

Invierno Funk dijo...

nos deleitarías con algo de Tarantino o de Spaghetti Westerns?

anda si anda!

el_vigia dijo...

Está de más decir que ambas películas son excelentes. Sin embargo, discrepo contigo sobre el rol principal en la película del "intercambio".

Para mí las palmas se las lleva la Jolie, aunque creo que tiene que ver con empatías. A ti te gustan los malos y a mí los sufridos.. jeje.

Hace mucho que no veía a la Jolie en un papel así y me dejó un buen sabor de boca. Malcovich, siempre pulcro y correcto. Es la cereza en el pastel.

La ambientación, la dirección, la fotografía y el argumento son bastante sólidos. Una película redonda y que sin duda pasará a formar parte de mi videoteca personal cuando salga el DVD.

StrayChild dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
StrayChild dijo...

He escuchado bastantes comentarios sobre esa película Changeling, también he leído que Clint Eastwood está haciendo películas bastante interesantes con lo cual concuerdo.

Gran Torino me pareció como tu lo mencionas entretenida y sin complicaciones, además de no ser pretenciosa y contar una historia de manera bastante agradable.

Yo tuve la oportunidad de verla hace unos meses (cuando salió en torrent) y recuerdo que ese día dije que cuando fuera viejo desearía ser como Clint. La escena en que se ve que Clint tiene los suficientes pantalones y lo dice en serio es cuando dice:

Get off my LawnMe quedé O_o, (y casi me salgo del cine aunque no fuera su pasto :P) se escuchaba tan serio que no importaba su voz aguardentosa.

Esperemos que Clint siga haciendo películas de buena calidad.

Saludos.

The fool dijo...

Algo de Trantino, claro, aú recuerdo que lo empecé a ver en mi impresionable adolescencia, ja.

Me gustan los malos, jaja... Es que me recuerda por momentos el sistema con el que trabajo diario y pus claro, me proyecto.
Redonda la describe muy bien, si tuviera videoteca ya estaría incluída.

Y qué tal cuando se madrea al taka taka ese y le dice 'This is gonna be ugly' con los ojos como en llamas... Ah!
Salud

Invierno Funk dijo...

pero echate un post! aca mamalon

no hay complacencias?