miércoles, abril 22

La cita

Ayer estaba comiendo en las mesitas callejeras del Convite, disfrutando del airecito y  la lectura. De repente, el típico sonido de las llantas de aquellos que se quieren hacer notar, anunció la llegada de un auto negro, del cual se bajó un sujeto al más puro guarro style: cabello relamido, lente oscuro en día nublado,cadena de oro sobre atuendo negro. 

Seguí con la lectura y deseé que se sentara lejos de mí, dado lo pequeño del lugar.

Pocos minutos después, llega el sujeto con una rubia acompañante y se sientan en la mesa de al lado. Mi propósito eran ignorarlos, pero me cebaron la cebada cuando comencé a escuchar en un sonsonete del tipo 'goooeeiii' algunas de las perlas que acontinuación les comparto: 

  • Allá (en sus sueños, quiero pensar) todos me conocían, pero todos me tenían miedo porque ganaba todos los casos (ajá) y dejó de ser un reto para mí (claaaro, uno se aburre dNegritae ser tan chingón).
  • Me vine al D.F. buscando nuevos retos y me quisieron dar una Dirección General pero yo le dije al jefe que quería empezar desde abajo otra vez (aquí toda la rogatoria del jefe para que el susodicho 'aceptara' una Dirección General en PGR) pero que mejor me diera plaza de Ministerio Público, quería ganármelo todo (esto no se ve todos los días, alguien que insiste en hacer caer estrepitosamente su sueldo).
  • Y es que al venir de familia de abogados, pues ya lo traigo en la sangre, en mi familia nadie pierde (guau, estuve junto a un sangre azul)
  • Soy tan exigente que mis guardaespaldas traían el carro del mismo color que el mío, tengo una flotilla blanca y otra negra (aquí me estaba resultando casi imposible ocultar mi risa).
  • Ese que carro que ves, lo uso porque a veces mantego bajo perfil (el sujeto debe descansar del atractivo extra que le debe brindar su auto deportivo).


A lo anterior añádale las más sonoras alertas del nextel en altavoz (¿por qué no?, que todos los comensales sepan que en lugar hay un exclusivísimo nextel funcionando ¬¬) y una voz que chillonamente decía 'Hoooolaaaa'
 
¿Su acompañante qué respondía? Pendejadas. Lo dejaba lucirse y le decía 'pobrecito' por aquello de las amenzas y los guarros. 

Vaya, esa para mí hubiera sido la peor cita del mundo, pero seguro a ella le gustó, digo, igual y un buen día el sujeto le da uno de esos carros pertenecientes a su flotilla black and white y que seguramente tiene amontonados

Agh, qué horrible es conocer personas cuya carta de presentación es todo lo que dicen tener, todo lo chingones que dicen ser y lo indispensables que resultan en su trabajo.

La plática laboral es un tema, claro está, pero yo me refiero al típico y molestísimo 'Hola, soy tal y soy el encargado de tal rama de la empresa tal, que por cierto tiene presencia en todo el mundo', haciendo énfasis en tan internacionales labores. Luego dan una explicación detallada de la gente tan importante con la que tratan en el día a día. Farolez de principiante o naquez absoluta. 

Sé que es un tanto más complicado darte a conocer con lo que eres y no con lo que tienes, aunque seguramente le funciona a más de tres sacar a relucir sus verde$ ojos, aunque sean lentes de contacto de $100.

Por mi parte, prefiero hacerles primeramente una prueba de vuelo.

10 comentarios:

Latamoderna dijo...

Jejeje, mira, ahora te encuentro por dos cuates... y me encantó esta entrada.

Esos tipos pululan, horror.

Cynthia Ramírez dijo...

En qué consiste exactamente la "prueba de vuelo" que les aplicas????

Rafael Merino Isunza dijo...

Soy alérgico a los "gatos"... Tu nivel de tolerancia es supremo, después de la tercera joya de sabuduría yo le hubiera vomitado encima.

Hermes dijo...

no mam... hay un limite... mi cuate es mamon, pero al menos no exagera... ese guey ke pex (bajo perfil, jajajaja) :P

The fool dijo...

Pululan, cierto. Esas mesas deben ser las culpables, están demasiado cerca, la otra vez escuché la pelea de un par de viejitos, parecía sitcom ¬¬

La prueba de vuelo es igualita a la de 'El lado oscuro del corazón', jeje...

Estuve a punto de vomitarles, pero me quedé por puro morbo.

Invierno Funk dijo...

que hueva de güey y si, aunque haya sido por morbo...

chale.. estamos atascados de gente asi... =(

el_vigia dijo...

Y lo peor es que ese tipo de gente son los que ocupan los puestos de desición en empresas e instancias gubernamentales.. puaj!

Al cabrón lo deberían criogenizar, por eso del gen de abogacía que trae en las venas.. XD

The fool dijo...

Bueno, sin ellos no tendría a quién criticar.

Yo insisto en pensar que ese puesto estaba en su mente y nada más, aunque por supuesto que hay cada pendex en sector público e IP, sino ya hasta hubiéramos progresado.

fonema dijo...

Yo desayunaba todos los días a la misma hora en el comedor de mi trabajo y siempre coincidía con un colega que insistía en hacerme la plática. Me recalcaba que había vivido en España, que tenía doctorado, que tal y tal. Siempre quería hablar de política o de historia, pero su discurso no rebasaba el nivel de dato curioso, o de información digerida y almacenada. A veces me caía gordo, pero nunca pude decirle que no cuando preguntaba si podía sentarse, porque la verdad es que me daba mucha lástima el pobre. Y es que él SÍ se creía brillante, culto, refinado, a lo mejor hasta guapo. "Habla para que pueda verte", decía el griego.
¿Y a ti por qué te apasionan tanto los pendejos? ¡Hasta les tienes un tag!

Juanito Escarcha dijo...

Hey, hasta se vio sencillo, digo, yo jamás me separaría de mis guarros y además ¿qué estaría haciendo en un lugar en que la gente común puede ver mi grandeza? jajaja, si no me hiciera daño el café tw invitaría uno. =P