lunes, octubre 6

Body talking

Una de mis conversaciones favoritas era la que sostenían mi sonrisa vertical y tu boca.

Me quedaba de pie y con la punta de tus dedos rozabas mi espalda y acariciabas mi pecho, sin la torpeza o brusquedad que da la prisa. Después te miraba arrodillarte y recorrer con tus labios mis piernas y pies, con tal suavidad, con tal ternura... Poco a poco comenzabas a entrar en mí con gloriosos lenguetazos y esas manos tuyas que tanto amé, me apretaban con tan suave rudeza, que el placer rayaba en la agonía. 

El aire helado que soplabas era apenas una brisa suave comparado con el calor que provocabas... con trabajos lograba mantenerme en pie todo el tiempo, hasta que un mar lúbrico te anunciaba mi completa satisfacción, rindiéndome ante un beso final.

... Años desde aquello, pero te lo dije, que me quedaría con lo bueno.


4 comentarios:

Leliel dijo...

Sabes que tambien es bueno?...

la miel... me han contado :P

La chantilly es una arma de dos filos por que, como esta fria se siente gachito al principio, y si la usas en exceso se pega, pero el sabor... tan dulce como cuando se lo pones a la fruta ME HAN CONTADO!!! XD

Sonrie y el mundo te soreira. Ahora lo comprendo todo JAJAJAJAJAJA

Saludos

Ana Paula dijo...

Bueno, pues yo siempre escucho consejos, jeje...

Ahora conoces el secreto ;-)

Luis dijo...

Nunca habia escuchado a una mujer usar la expresion "sonrisa vertical"

Casate conmigo *sigh*

Ana Paula dijo...

...y desdentada.

Y quitarle la diversión? Debes estar bromeando...