miércoles, julio 22

John Dillinger no ha muerto


Antes de ver Enemigos Públicos (Michael Mann, EUA, 2009), Wade "Cry-baby" Water (Cry baby, John Waters, EUA, 1990) y William Blake (Dean Man, Jim Jarmush, EUA-Alemania-Japón, 1995) eran mis personajes favoritos interpretados por Depp. Ahora John Dillinger completa la Santísima Trinidad.

Aunque no soy gran fan de Michael Mann, me animé a ver la historia de John Dillinger (que por cierto no era TAN guapo como Depp), el asalta bancos que en los 30's se convirtió en el enemigo público número 1 y que después de su muerte quedó en la memoria colectiva de los norteamericanos, gracias a la combinación virilidad/juventud-economía en depresión gracias a los bancos - robo a los bancos que tanto mal nos han hecho.

Por supuesto que la película deja ver el famoso modus operandi de Dillinger, que de tan limpio le daba más mérito, así como sus graciosas aparciones con los policías (como aquella en la que entra a la división especial que lleva su nombre y mientras los agentes están mirando un partido en la tele él se pasea y les pregunta ¿Cómo van?), por supuesto que vemos la persecución de la que eran presa él y su novia por parte del agente del todavía nuevón FBI Melvin Purvis (interpretado por el siempre fresita Christian Bale). Fuera de eso, parece ser que la peli en realidad se trata de la historia de amor entre Dillinger y Billie Frechette (una muuuy bien lograda Marion Cotillard).

Cuando John conoce a Billie se enamora y le dice que no volverá a dedicarse a guardar los abrigos de la gente, pero ella sabe el riesgo que entraña liarse con un sujeto cuya vida está en peligro constante, pero vamos, que ese era el punto en que radicaba su seducción.

John le dice a Billie que lo quiere todo y en ese instante (premisa de su vida), ella pretexta que no la conoce y él le suelta el rollito de la historia de su vida. Luego le pregunta ¿Qué más quieres saber? Chingao! eso es decisión.

De igual forma que la dupla Bonnie y Clyde, la historia de este amor apasionado por peligroso y más deseado por eso mismo, me deja un buen sabor de boca que paladearé todavía por un buen rato.

El personaje de Dillinger expuesto como BIEN hombre-BIEN decidido, en pocas palabras AQUÍ MIS CHICHARRONES TRUENAN, queda claro en este diálogo:

John Dillinger: We'll go into Chicago tonight, have dinner and go dancing.
Billie Frechette: Johnnie; you can't go into Chicago!
John Dillinger: Why not? I can go there to rob banks; I can go there to go dancing with my girl.

Otra buena respuesta de Dillinger (espero el momento adecuado para utilizarla):

Melvin Purvis: What keeps you up nights, Mr. Dillinger?
John Dillinger: Coffee.

Un poco me recordó este diálogo que aparece en el GRAN clásico 'El halcón maltés' (EUA, John Houston, 1941):

Joel Cairo: Vas demasiado deprisa -
Sam Spade: - ¿Qué quieres, que aprenda a tartamudear?


Véanla, es laaarga pero muy buena, no se arrepentirán.


5 comentarios:

Leliel dijo...

Ahora si no estoy tan acuerdo de contigo, sera que sali un poco desencantado de la pelicula por 2 motivos 2:

1: Esa maldita y extraña idea (sere solo yo?) a la que me ha acostubrado Hollywood, de que cuando dos actores "de trayectoria" se enfrentan tiene que ser un duelo de actuaciones.. y baaaah! A ciencia cierta, en esta solo brilla Depp. A Bale, ahora parece que solo le van bien los papeles con capucha de orejas puntiagudas y engolando la voz. Aquel niño perturbado en el oriente quedo muy atras.

2: La pelicula la senti plana y muy predecible. TODA. Tal vez por eso se siente larga. Por que ciertamente a estas fechas una pelicula de 2:15 min no es larga, es un promedio.

Por otro lado los dialogos, bien. La madriza que le ponen a la cotillard BIEN (jejeje) y la ambientacion de primera. La escena de la balacera nocturna en el bosque aunque un poco confusa, se agradece el dinamismo sin tener que recurrir a grandes ejercitos de Marines :P

La musica me encanto por cierto, yo me queria parar a bailar :P

Miguel Lupián dijo...

No recuerdo un personaje malo de Depp; así como no recordaba que en deadman se llama William Blake... ¿será tributo al gran pintor y poeta inglés?
Antes de comentar la película, tengo que reconocer que andaba un poco cansado cuando la ví y que no soy muy fan de las películas de mafiosos.
El inicio se me hizo muy bueno, pero después de los primeros 20 min siento que cayó un poco.
Los diálogos son excelentes.
Marion es hermosa y extraño al Bale de El Maquinista.
En general, es una buena película, pero a lo mejor mis expectativas eran muy altas.
Cuando salga a la renta la veré de nuevo con calma y con el 100% de mi atención.

Rafael Merino Isunza dijo...

Uhmmm... Siento que el director desperdició al personaje de Dillinger y a Johnny Depp en una película mediana.

The fool dijo...

Lo siento muchachos, no puedo ser objetiva, NADA objetiva. Es más me regodeaba con cada lento y excesivo close-up.

No sé Leliel, pasadas 2 hrs., aunque ya peli sea buena comienzo a sentirla.

Así es el-que-también-se-duerme-en-las-pelis, el nombre del personaje es homenaje a ese hombre muerto que es William Blake.

Pus mira Rafita, aunque Mann no es ninguna maravilla creo que Depp le dio un empujonzote a la peli, no la puedo imaginar con otro. Pero insisto, este post es fanático.

nimbemon dijo...

Pufff... pues yo no tenía intención de verla, pero mi mejor amiga lleva décadas adorando a Johnny Depp, así que la acompañé. Y ya en el cine me entero que Christian Bale es Melvin Purvis y... bueno... he de confesar que me encanta -m e e n c a n t a- Christian Bale (sobre todo el Christian Bale del Imperio del Sol, El Maquinista y American Psycho). Y luego que me entero que Michael Mann es el director y que me acuerdo de Manhunter, esa película ochentera de Mann buenísima (antes de que el mainstream acaparara a Hannibal Lecter).
El asunto es que me gustó mucho la peli: digo, puros lugares comunes, es verdad, pero esos close ups eternos a las caritas de Depp y Bale bien valen la pena. Además creo que el ritmo de la peli es bueno porque no decae en sus más de dos horas de duración... ¿será que estaba urdida para un publico mayoritariamente femenino? Digo, eso de los close ups a las caritas...
Ahhh, qué cosas con el cine...
Saludos, n.