miércoles, julio 29

Gomorra


Leí Gomorra de Roberto Saviano el año pasado y debo decir que me gustó mucho esta otra cara de la mafia, que a pesar de encontrarse desprovista de glamour, conserva esa cosita que hace de la mafia italiana tan dura de pelar: no sólo está enquistada en el tejido social, sino que lo ha permeado; más aún, ya no se concibe su existencia sin ella. Convertida en un pilar de la economía, el Estado hace lo posible por bajarse la banqueta cuando la ve pasar, y asegurándose de que nadie lo vea, se quita el sombrero ante su paso.


El libro transcurre entre drogas, alta costura y sanguinarias venganzas [nunca imaginé todos los secretos que escondía el puerto de Nápoles detrás de sus finísimas exportaciones], nos sumerge en el mundo nunca carente de sentido de estos suspirantes a matones de película que escuchan el más fresa pop italiano mientras le dan cuello a sus encargos.


Aquí un fragmento:

"Aquella mujer se pasó toda la noche arreglando la tienda, como si ordenar pudiese cancelar lo que había pasado, como si reestablecer el orden en los cartones de leche pudiera relegar a los pocos minutos en que se había producido la emboscada, sólo a esos minutos, el peso de la muerte."


Como buena seguidora de la cosa nostra, me emocioné cuando supe que se haría peli, aunque ya sabía que no vería a los típicos sujetos envueltos en trajes italianos, calzando zapatos perfectamente limpios, sino algo más parecido al grupo de Tony Soprano, mafiosos en pants.


Arrastré a la Sierpe al estreno de Gomorra (Matteo Garrone, Italia, 2008) y le aseguré que estaría buena (en realidada hablaba al tanteo). Error. Debí saberlo desde la secuencia inicial: una matanza en lo que parece un salón de belleza para caballeros, con algo de pop italiano sonando de fondo. No es que la secuencia por sí misma sea mala, pero toda película es así, no te calienta con la historia previa y simplemente entra directo a los balazos.


El libro me supo a destino fatal e insalvable [nacer en ciertos lugares significa ser el cachorro de perro de caza que nace con el olor de la liebre en el hocico]; la peli no me supo a nada.


Han pasado pocas semanas desde que la vi y puedo asegurarles que no pasó la prueba del añejo inmediato, no tiene ningún personaje memorable (la anécdota del vestido de Scalett Johansson francamente desluce y el de Angelina Jolie ni aparece). El cuarto de edición, sin problema pudo haber quitado 37 de los 137 minutos que dura.


Yo recomiendo que no la vean a menos que tengan poco sueño y necesiten algo que los incite a dormir, mejor échense el libro, pero si insisten en ver a la mafia en pantalla, opten por el GRAN clásico Goodfellas (Martin Scorsese, EUA, 1990).


6 comentarios:

Juanito Escarcha dijo...

Jamás he visto goodfellas, pero sí soy muy fan de los Sopranos y El padrino (tengo 2 veces la trilogía, gracias a una supuesta remasterización). Buscaré el libro, que hace mucho que no leo nada.

Juanito Escarcha dijo...

Jamás he visto goodfellas, pero sí soy muy fan de los Sopranos y El padrino (tengo 2 veces la trilogía, gracias a una supuesta remasterización). Buscaré el libro, que hace mucho que no leo nada.

Leliel dijo...

No recuerdo la ultima vez que recomendaste NO VER una pelicula a comentario personal.
De hecho no estoy seguro que lo hubieses hecho.

Desgraciadamente aunque ya lo habiamos comentado, la sugerencia llego tarde. Iba yo con dos cuates, con toda la intencion de ver una cosa gangsteril llena de violencia (sin robots en CGI) sangre y excesos.

...pero los tres nos quedamos jetones.

No sabia del libro, pero cuando sali, pense que la historia del Sastre podria ser eliminada (calculo unos 30 minutos) y sin hacer mella en la trama en general de la pelicula, seria mas corta.

..tssssssss!

Miguel Lupián dijo...

No he leído el libro ni visto la película, pero sé lo que se siente que te guste un libro y emocionarse cuando lo hacen película y desilusionarse al verla.

nimbemon dijo...

gracias por la recomendación... creo que si la veo sea pirata... y regalada...
saludos, n.

El Amo dijo...

Al igual que Nimbemon la veré pirata, mejor descargada de la red, gracias por el consejo. Ya tenía un rato sin escribir por aquí espero que no se repita, saludos.