jueves, septiembre 18

No estoy hecha para novia


que no me comporto como una noviecita, es más, ni lo intento. Ya no sé por qué las últimas intenté serlo..


Ah si, ya lo recordé... comencé a desear que el mismo aroma me acompañara por más tiempo, que existiera una presencia constante en mi vida con quien pudiera compartir de un modo más profundo, lo que comparto con mis amigos.


Pero olvidé que ese deseo tenía que ir acompañado de una pizca de ansiedad propia de las novias, cosa que esta mujer de aire no posee ni desa poseer.


Mejor me olvido del costo de no buscar problemas. Mejor seguimos inciertos hasta que dejemos el simulacro...


3 comentarios:

Leliel dijo...

No me cansare de decirlo el gran pedo del amor es que nunca nadie piensa que al final (por que todo amor tiene un final! ilusos!!) tarde o temprano va a doler... pero tampoco podemos pasar la vida huyendo al dolor... se enfrenta o se deja en el pasado y punto.

Por otro lado si te quieres evitar toda clase de complicaciones y vivir la vida solo por el gusto de vivirla "gozarla" siga las recomendaciones de Ana Paula ;)

You can spend your time alone redigesting past regrets, Makes much more sense to live in the present tense...

Siempre es un placer pasar por aca.

Irving Calderón dijo...

Donde pido informes? o hay que sacar cita?

Ana Paula dijo...

Leliel: Claro que es como una caja de cerillos, o sea, irremediablemente se acaba, pero creo que me has malentenido un poquitín, porque yo no quería decir que se la vivan gozando para no sufrir, sino simplemente que, por ahora, no estoy hecha para novia porque aún soy 'sonrisas y pasos sin destino fijo'...

Irving: jajaja... pero si tú me lo advertiste.