miércoles, septiembre 15

Oficio de tinieblas. Tomen su bicentario.

Fernando Ulloa, uno de los personajes de Oficio de tinieblas de Rosario Castellanos, es el paradigma del hombre que quiere llevar la justicia a los lugares donde el terrateniente es rey. Es la representación del arrojo producto de la ingenuidad informada que no sabe el poder alq ue enfrenta; es un romántico que quiere cambiar una parte del mundo para darle sentido a lo que hace. Es el hombre que se impuesto el encargo de emparejar el ser con el deber ser y en lograrlo puede dejar la vida. 

La novela está ubicada en San Juan Chamula, Chiapas y por lo que dice Fernando Ulloa, la cosa no ha cambiado mucho:



"¿Y qué era México para los mexicanos, sino un enigma, un vago fantasma, un monstruo sin nombre? Había que reducirlo a nociones claras, a cifras exactas. 

Al hacer a un lado las mentiras de la propaganda, las exageraciones del optimismo, se hallaba como figura de la patria un inmenso horizonte desolado. Miseria, ignorancia, podredumbre. Un suelo cuya esterilidad agobia o cuya exhuberancia aniquila; una población pulverizada en innumerables caseríos aislados entre sí. Un hombre al que su trabajo no salva de la lenta agonía del hambre. Otro que no conoce más voz que la del látigo.

Y aparece la verdad. ¿Cuál es la riqueza de México? El filón de las minas se acaba, la prosperidad de las urbes decae. Lo único seguro nada más es la tierra. 

¡Qué lastima, qué desperdicio, qué crimen las grandes extensiones ociosas! ¡Qué escándalo el precio que sus dueños exigen por arrendarlas, ya que no quieren venderlas! Un gobierno justo tiene la obligación de arrebatar la tierra a las "manos muertas" que la poseen y entregarlas a las manos, ahora vacías del campesino, del indio, de los que siembran y van a compartir con todos la cosecha.

Pero esas manos muertas son ahora manos poderosas de rico y saben convertirse en garras para no soltar a su presa. ¿Qué se va a hacer entonces? Luchar, combatir. No sólo contra los terratenientes, sino contra la gran muchedumbre fanatizada que rehúsa aceptar un beneficio porque le han hecho creer que es un sacrilegio." 

¡Salud!


3 comentarios:

Miguel Lupián dijo...

Ya está en mi lista de espera.

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, felicitaciones desde Chile!

La Rumu dijo...

1. Sí, léelo!

2. Gracias por tu visita y las felicitaciones :-)