martes, octubre 27

Sector 9/ 9


Después de que vi Sector 9 (District 9, Teri Blomkamp, EU-Nueva Zelanda, 2009) pude comprender por qué Peter Jackson la presenta con bombo y platillo: Es toda una joyita con varios niveles de lectura.

En resumidas cuentas se trata de una nave extraterreste que queda varada justo sobre Johannesburgo. Simplemente se detiene, no hay invasión ni salen Alien y Depredador dispuestos a acabar con la raza humana. En esta ocasión son los humanos quienes se acercan a los alienígenas y los encuentran sucios, desnutridos y desanimados. ¿Qué paso? Quién sabe, lo único cierto es la presencia de los extraterrestres. Así que los humanos,
siempre tan bien intencionados de principio, crean una colonia especial para ellos.

Lo más interesante viene cuando tras 20 años, la colonia ha crecido demasiado y los pretenden trasladar a otro campamento.
Para ese momento los alienígenas han adoptado ciertas costumbres humanas e incluso se les ha renombrado al modo terrícola (el alienígena principal se llama Christopher). El caso es que para hacer tal traslado, una jauría humana tiene que desalojarlos de sus jodidas viviendas.

Durante un desalojo, Wikus (
más identificable como un pendejo con iniciativa) toma un cilindro que contenía un líquido de apariencia 'ilegal' y lo confisca, no sin antes tener la torpeza de salpicarse. De este modo comienza la contaminación de Wikus con ADN extraterrestre, lo cual le da un valor estratosférico en el mercado. Y comienza la cacería...

No contaré más porque esta vez no pretendo espoilerearles la peli, así que vamos directo a las chaquetas mentales:

- La película vale mucho la pena ya que, como ocurre con los grandes argumentos de ciencia ficción, la cáscara nos presenta alienígenas y humanos para entretener, y en el fondo desnudan temas peliagudos, como en este caso lo hacen con la intolerancia y la mezquindad humana.


- En esta cinta los alienígenas son los nuevos negros, la nueva raza despreciada, ninguneada y relagada a los peores barrios. Viven en condiciones insalubres, no se les permite la entrada a todos los lugares y el alimento más lujoso (que es vendido a un sobreprecio exagerado) es comida enlatada para
gato. Clarísima la referencia al apartheid. Creo que sólo un cineasta que tuviera inmediatez en la experiencia de este tipo de segregación, podría haber retratado tan bien la repulsión y la intolerancia en contra del 'otro' por parte de la clase dominante. Durante aquella época, en Johannesburgo la discriminación era, literalmente, ley. Se reitera una y otra vez que el hombre siempre ve al otro o al diferente como el enemigo, lo cual elimina cualquier tipo de empatía que pudiera surgir: Si no somos iguales entonces no importas. Es fácil ubicar ese enunciado en distintos escenarios actuales... y eso sí que es una pena decirlo.

- Un dato interesante es que durante la película se observan entrevistas donde los pobladores manifiestan desprecio por los alienígenas, los quieren fuera. Sorpresa, esa parte no es falso documental, sino testimonios reales de los habitantes de Johannesburgo hacia los inmigrantes de Zimbawe. El odio que vemos en pantalla es real.

Pero no todo fue intensidad mental durante Sector 9, ya que tiene secuencias bastante entretenidas, además los alienígenas con chaleco y gorrito me dieron mucha risa.


No se la pierdan.



Ahora 9. Negrita
9
(Shane Acker, EU, 2009), cuenta la historia de un mundo desolado porque las máquinas se salieron de control. A primera vista parecería un lugar común, pero más bien creo que todos los caminos nos llevan al mito de Frankestein (¿Cómo te atreves a crear, mísero humano?).

A vuelo de pájaro, 9 me parecería una épica, pero le falta el retorno al origen del protagonista (aunque tal vez su origen podría ser el mundo desolado en medio del cual fue creado).


Nos ahorran las divagaciones mentales de El elegido y simplemente muestran a 9 como un héroe. Un héroe, la última esperanza de una serie de 8 muñequitos de trapo hechos antes que él y que (quiero pensar) también fueron pensados como elegidos, pero a su creador le faltaba práctica. Así, me hace sentido que con el último aliento de vida el hombre pueda crear al mero bueno.


Sin ser lugar común, sino como parte de la estructura, el héroe tiene que luchar frente a frente con la fuerza más maligna. No hay redención ni vuelta atrás, sólo el final de una era, la extinción de una forma de vida y la continuación de otra.


No se la pierdan, hay un par de secuencias al final que son grandiosas.

Punto y aparte, no entiendo como la clasificaron con A teniendo tanto cadaver descompuesto y mounstritos impactantes, seguro vieron a 9 y les pareció un Woody de tela... :-/

3 comentarios:

Miguel Lupián dijo...

Confieso que el día que fuimos a verla (Sector 9) estaba muy cansado y cabeceé la mayor parte de la película. Dicho esto, los fragmentos que vi me parecieron geniales e interesantes. Tendré que volver a verla (no fue requerida mi presencia en la re-visión).
9 más que un héroe creo que es un anti-héroe. Torpe, sin alguna habilidad útil... además, gracias a él se despierta la "temible" máquina. De acuerdo, no me parece clasificación A. Se nota la mano de Burton en los ambientes oscuros y la de Bekmambetov en los muñecos satánicos.

nimbemon dijo...

Ayyy... quiero ir al cine... gracias por las recomendaciones y por no espoilerear las pelis!!!
un saludo, n.

The fool dijo...

Torpe, sin habilidad alguna y caderón. Todo un modelo de apostura, eh.

Nimbemón, no espoilearé más películas aunque muera de ganas.