lunes, enero 12

Santísima Trinidad

Poco después de que comencé a escribir en este blog, Carmen Aristegui salió del aire. Hoy regresó de 6 a 10 a.m. en el 102.5 fm, cosa que me tiene bastante alegre. Eso me ha puesto de suficiente buen humor para volver al blog, así que ahí voy...

Bien cierto resulta que es prácticamente imposible que una sola persona cubra todas nuestras necesidades, puede acercarse bastante pero en realidad (y hablo sólo por propia experiencia) difícil es que una sola persona nos cubra todos los frentes.

Del mismo modo que hay amigos con los que se disfruta más una cierta situación (tal como charlar sobre cosas cotidianas, beber o filosofar), así parecen existir hombres que son más disfrutables en algunos aspectos cuya potencialidad los hace disfrutables por un lado y por otro... no.

Me explico: La otra vez una amiga me preguntaba ¿Qué quieres de un hombre?

Que me haga perder la cabeza, por supuesto, jaja... Pero sobre todo que me ilumine con su santísima trinidad.

¿Religiosidades???? No, Para mí, la pareja es un buen amigo, un buen amante y un coco suficiente para rebotar ideas.

De acuerdo estoy en que prácticamente ninguno puede cumplir por completo con los 3 aspectos, pero puede acercarse. Ya sean amigos siempre dispuestos, deliciosos amantes o sujetos geniales, sus potencialidades se desarrollan en mayor medida en alguno de esos aspectos, sin que a la fecha conozca (ni busque) a alguno que abarque las 3.

El mejor amante, era un mal amigo, El buen amigo no era genial, El genial no era buen amante...y así podemos seguir combiando los factores. Claro que hubo un excelente amigo, sujeto genial pero cuestionable amante con el que sin chistar me hubiera quedado... pero eso es historia antigua.

No me las gasto ilusamente creyendo que un solo amigo puede cubrirme del todo y también estoy consciente de que no puedo satisfacer por completo las expectativas del otro, que tal vez necesite a más personas para completarse (No, no estoy proponendo un trío como en Vicky Cristina Barcelona); es decir, que muy seguramente existirán cosas que prefiera contarle a otra persona porque se siente mejor conectado o porque el chiste sólo les hacia gracia a ellos y no por eso me molestaré. Porque las relaciones, dice Savater, son para expandirse y no para recortarse cual bonsai, no hay para qué cerrarse (tampoco estoy hablando aquí de relaciones abiertas), ya que siempre al genial sujeto y buen amante le puede faltar una pizca de buen amigo... que seguramente será saciada con otro amigo, y así podemos seguir haciendo combinaciones.


8 comentarios:

Don Isteri dijo...

hay momentos de la vida para cada una de las partes de la Trinidad. Yo siempre prefiero a las geniales. Ni hablar¡

El Amo dijo...

Que gusto leerte de nuevo, somos seres incompletos ¿afortunadamente? por lo menos así siempre existe la busqueda, por que sino que hueva de vida.

The Virus Evad dijo...

santisima trinidad??? es bueno, creo que es natural en el ser humano nunca estar conforme, siempre buscar superar la superacion, son contadas las personas en este mundo que no solo lo piensan lo hacen, esas personas estan salvando el mundo de una extincion a manos del mismo hombre, nos leemos.

Salute!!!!

Leliel dijo...

A mi me cae bien trinidad... y tobago, sin pedos eh! SIN PEDOS!


...ehmmm no fue gracioso verdad? ...lo se, lo se. Mejor me retiro a causar penas a otro lado saludos afectusos ...Eutymia

Leliel dijo...

A un par de amigas no les molestaria que uno de trinidad las abrace y las anduviera cojeando XD


..ya, ya me voy! :'(

Neto Citadino dijo...

La perfección no es posible, pero si se puede acercar, de eso no hay la menor duda.

Saludos

Defeña salerosa dijo...

Leí tu post desde la semana pasada.

Chale, seguro ellos aplican también eso de la trinidad.

No había comentado por q me resulta doloroso admitir q para ellos soy buena amiga, soy genial. Punto.

Eso, o no me explico que chingados pasa con los chingados hombres.

Eutymia dijo...

Los geniales son mis preferidos, pero son los que menos encuentro.
La búsqueda como el mar, no cesa... como dice la canción.
Saludos! ;-)