jueves, noviembre 26

Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo


En su ópera prima, la directora Yulene Olaizola, narra la historia de Jorge Riosse, quien habitó en la casa de huéspedes de su abuela Rosita durante 8 años. Esa casa se encuentra precisamente en la esquina de Shakespeare y Víctor Hugo, en la Colonia Anzures.


El filme se basa en un primer borrador que la abuela de Yulene escribió, para hacer una serie de cuentos relativos a las anécdotas de su casa de huéspedes, en un libro titulado Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo.


Por mucho, mi nuevo documental preferido.


La reseña completa se lee desde la izquierda.


Foto cortesía de Gruñaldo.


martes, noviembre 24

Los límites del control y Buscando a Eric

Ahora mi reseña aparece acá.


miércoles, noviembre 18

El trámite más estúpido



A finales del año pasado, la Secretaría de la Función Pública (SFP), convocó para el concurso "El trámite más inútil".

Cuando vi la convocatoria, me extrañó que saliera de una dependencia entre cuya función se encuentra la elaboración de laberintos decididamente kafkianos, entre otras bellezas.

El caso es que justamente hoy que amanecí de mal humor, hoy que estuve de mírame-y-NO-me-toques-MEJOR-AÚN-ni-me-mires, fui a revisar una inconformidad.

El área de inconformidades de la SFP, desde tiempos inmemoriales (cuenta mi no tan viejo y sí muy calvo jefe), ha tenido a la inamovible Martita en oficialía de partes. Ella, además de recibir todos los documentos del área es el contacto para cualquier comunicación con la gente que está dentro de las oficinas. Están en lo correcto, es la otra vocera. Hasta la cara es igualita, nomás que blanca.

Debe ser cuestión de nombres, porque acá si a la señora no le caes bien, también te la hace de jamón. La debes saludar bien y esperar a que le de la gana recibirte los papeles, porque si te paras a darle algo mientras ella anota algo, se limita a decir: espérame, yo te llamo... como si deveras. A eso súmenle que es lenta y si tiene 3 personas en la sala, contesta el teléfono diciendo: te marco luego porque tengo llenísimo y ando como loca. Y es que como es una RAM 64, sólo puede atender máximo a 2 personas.

Checar expedientes siempre tiene sus bemoles, pero demonios, algo que podría ser tan simple como un 'vengo a revisar el Expediente X con fulano' (como se hace en otros lugares), se convierte en el llenado de un formulario con varios datos, que Martita lee cuidadosísima y detenidamente y a veces en voz alta.

Hoy mismo me topé con un sujeto de alto pedorraje en la sala de espera, al que Martita le preguntó su número telefónico:

-¡Su número, no su extensión! le contestó muy fuerte un par de veces.
- Señora, vengo de aquí, le respondió.
- ¿Nada más viene a saludar? Inquirió ella.
- No, vengo a hablar con él de un asunto.

Puso cara de Martita (ash, pues de qué más) y entró a anunciar al sujeto importante. Casi de inmediato salió con las disculpas por delante:

- Discúlpeme eh, no sabía. Pásele y otra vez una disculpa.

Y cositas por el estilo. El colmo es que cuando te ve por ahí regularmente, trata de venderte cosméticos. Y ni así agiliza sus trámites internos.
style="color:#333399;">
SFP debería hacer una nueva convocatoria 'Vota por el burócrata más exasperante'.
Ya tengo listo mi voto.

Y hablando de burocracia, todavía no me regresan esta multa. Tal vez la de por peridida. O no. Un día que tenga ganas de guerrerar me doy una vuelta por la Tesorería.



martes, noviembre 17

Obsoleto

La única certeza es que toda certeza está condenada a la obsolescencia.
- Eventualmente recordaré el nombre del autor-

Sucede que un día pasé por donde no acostumbro pasar, en un día cuyo camino no acostumbro, pero el destino, ciego a las culpas (eso lo dijo Borges), me colocó en ese lugar a esa hora.

- Así que ayer estuvimos hablando de tí todo el camino de regreso y le platiqué cómo eran tu casa y tu gato, me dijo.

Sostuve la sonrisa, mientras recordaba que ella no sabía el final de la historia y definitivamente un encuentro casual no era momento para entrar en explicaciones fastidiosas.

- Nunca me imaginé que causaras ese impacto en su vida.
- Mhmjm (con cara de INgrata sorpresa)
- Dice que ya nadie le cuenta de tí, que sería buena idea si se reunieran.
- Claro, es su frase de cajón.
- En serio, me pareció que hace mucho no sabe de tí y por eso no dejaba de preguntarme.

Un interno ¿¡Y!? salió convertido en un:

- Difícil, pero cuéntame de tí, qué ha sido de tu novio.
- Shh, que vengo con otro.
- Ah vaya, mejor nos encontramos otro día.

Después de esa breve e indeseada conversación me extravié algunos momentos y concluí que no tenía ganas de verlo. No tuvo nada que ver con la maldita ruptura aquella, mi desanimo poco tenía que ver con que prefiriera limpiarle las orejas al gato, sino con el hecho de que ya no tengo nada que hablar con él. Corrijo: si lo tuviera enfrente no sabría qué decirle, no tendríamos nada que platicar. Ahora ya no sé qué había entre él y yo, ahora que todo es como una puta calle desierta.

Y la certeza del 'yo siempre querré hablar contigo' se fue a dormir para luego desvanecerse. Así, sin más.


viernes, noviembre 13

Mammon es el más celoso de los dioses.

video

Es verdad que no hay dinero en la poesía, pero ciertamente no hay poesía en el dinero, dijo alguna vez Robert Graves durante una entrevista.

El tema no es precisamente nuevo pero siempre es bueno recordar los escandalosos datos duros referentes a la divisón de la riqueza en el mundo.

ADDENDUM es una serie de videos que exponen esas profundas diferencias. Cumple con la labor de remover la cosquilla inconforme, haciendo hincapié en que mucho del mundo completamente legal e institucional que nos cobija, carece por completo de ética.

Ni hablar.

lunes, noviembre 9

Abrazos rotos/ Brigadas rojas / NY, te amo

Ahí les va la primera de cuatro entregas de la 51 Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional.








LAS BRIGADAS ROJAS. (Der Baader Meinhof Komplex, Uli Edel, Alemania-Francia-República Checa, 2008).

Cuenta la historia detrás del grupo guerrillero urbano/terrorista RAF (Red Army Faction), integrado por jóvenes de la generación posterior al nazismo que había prometido que le fascismo nunca más gobernaría al mundo. Ese era su compromiso y lo cumplirían mediante y a pesar del terror.

Para la generación posterior al fascismo fue importante realizar acciones que les quitaran el estigma, aún vigente pero entonces demasiado fresco, respecto a considerarlos en general, como una bandada de nazis.

La temática me deprimió un poco por mi corazón romántico que se debate a veces él mismo con la guerrilla revolucionaria. Finalmente, toda institución absorbe y compromete a sus integrantes, exige lealtad total, exige dejarlo todo. Después se convierte y adopta los mismos esquemas tradicionales en contra de los cuales lucha, nomás que de formas menos estiradas. La misma gata pero revolcada, dirían unos; los extremos se tocan, dirían otros más elegantes.

Los guerrillos parecían recién salidos de un fashion parade, cosaq ue molestó mucho a Gruñaldo (ESO dijo él pero creo que utilizó el viejo truco de ¡Mira nada más, pinche güerota, con minifaldas no se la creo!, mientras oculta su mirada y pensamientos lascivos), pues en ningún momento perdieron el estilo. Ni durante el juicio ni en sus celdas renunciaron a sus gafas negras que ocultaban el desaliño de la cara. Aún mal comidos y atormentados lucían bellos, bellísimos, como modelos de CK. Así sí me uno a la guerrilla escuché que dijeron por ahí.

Lo bueno: La temática es interesante. El personaje de Ulrike.
Lo malo: La duración de 2:30 horas se siente y pesa.
Lo feo: Pudo haber sido un muy buen documental y no una película dolorosamente larga.

NUEVA YORK, TE AMO
Siguiendo la idea de París, Te amo, ahora el amor flota en el aire de Nueva York (New York, I love You, Francia- Estados Unidos, 2009).

Cuando te avientas una antología, sueles arriesgarte a ver cosas simplonas y mal hechas, hasta lo ingeniosas y memorables.

En este caso hay cortos buenos y muy buenos, tal vez uno de ellos sea memorable. Hay otros bastante malones que tienen el plus de ser cursis. Después de todo el amor no es un tema fácil de llevar a la pantalla ya que puede caer en sensiblerías fáciles o situaciones forzadas.

Ahí les va una revisión a vuelo de pájaro:

El corto en que aparece Natalie Portman es espantoso, hórrido.
El de la cantante y el tullido (Shia LABeouf sin Bumblee-Bee) es bueno bueno, pero tal vez se antoje un tanto pedante.
El del pintor es bonito, pero faltar rascarle un poco más a los personajes.
Los 'extraños' afuera del restaurant fue de los que más me gustó, se presta a varias interpretaciones.
En el que sale Andy García es ingenioso y cumplidor.
El de los viejitos divierte, es más si no se ríen son unos robots.
Eso sí, hay que ver la peli con un humor bien ligerito, sino se corre el riesgo de no soportarla.

Lo bueno: Abre y cierra muy bien.
Lo malo: Las participaciones de Natalie Portman.
Lo feo: Esas miradas que no se creen de 'haz como que viste al amor de tu vida'.